domingo, 1 de abril de 2012

MI NUEVA RUTA

Hace dos semanas que empecé una nueva travesía, un viaje el cual nunca había planeado consumar.


Tengo pasaje de ida ya que aún no tengo fecha de retorno, eso implica que tengo tiempo indefinido para dedicarme a explorar, para probar y examinar, para analizar y experimentar. Ojo, que la ruta tiene que ser a paso firme y cauteloso porque el camino a pesar de ser pavimentado y de buena infraestructura, todavía no lo conozco y tengo que ver cuáles serán las combinaciones de mis paquetes diarios turísticos. Tal vez pueda dar una vuelta por los mismo lugares, pero tiene que ser bajo otra perspectiva.
¿Qué nuevo terreno estoy pisando? ¿En qué tierra estoy andando?  En mi inexplorable mundo del saber-entender-explicar.
Efectivamente, llegó el momento de indagar y profundizar en el mundo del saber para lograr entender y luego culminar en lo explicar.
Esto de enseñar lo había meditado hace mucho tiempo, pero no había tomado la decisión de aceptar porque no consideraba oportuno con relación a mi madurez profesional. Tengo la fortuna de ejercer mi profesión y de estar activa proponiendo alternativas que considero son ensayos ante la búsqueda de la arquitectura bajo mi propio concepto. Un concepto sustentado, limpio y simple pero a la vez complejo; con razón y lógica, con significado.
He vuelto a las aulas donde me había formado, donde me habían moldeado. Pero esta vez lo hago para yo ser la guía de aquellos futuros. Por lo tanto sé que es un compromiso con ellos y conmigo misma, espero estar a la altura de la situación y saber manejar las combinaciones turísticas de este viaje. Saber explicar. Aportar en la formación personal y profesional, estimular a su propia investigación. Y lo más importante, ante mis ojos, de amar a la arquitectura.
Se han preguntado quienes son aquellos que tienen éxito, entendiéndose como superación y conformidad personal. A mi punto de vista, aquellos son los amantes de lo que mejor hacen. Quiero decir, de los que tienen una motivación, una pasión y credibilidad de su potencial o don. Ustedes díganme, se lo dejo como primera tarea…
Mil gracias por esta oportunidad. Sólo puedo decir que lo voy a tomar como siempre lo hago: con amor y pasión.
Publicar un comentario