domingo, 17 de noviembre de 2013

DEL OLVIDO A LA EXTINCION

Las expresiones artísticas tienen valor, que se va incrementando a través del tiempo. Al pasar de los años, cada generación se encarga de mantener intacta estas expresiones conservando viva la historia.
En el centro histórico de Trujillo, se encuentran expresiones artísticas que en su momento fueron iconografías dentro de la arquitectura característica de la ciudad, que resaltaron por su estética en el espacio público.
Sin embargo, hoy en día pareciera que aquellas iconografías no cumplen más un rol protagónico dentro de los espacios destinados a esta sociedad actual.
¿Será entonces que la historia ya no importa? Es posible que no importe la relación y conexión con nuestra identidad.

Será posible que nuestra memoria, por mantener una lejanía, nos traicione de manera que nos conlleva a olvidar lo que está pasando ante nuestros ojos.  Existe un atentado de ignorancia en donde todo termina simplemente en deterioro y desaparecer.
En todo caso ¿tienen derecho a desaparecer?, acaso no se han ganado un valor histórico, un valor social, un valor dentro de la existencia. Y si no fuera así, ¿qué tiene que pasar para ganarse ese valor? O simplemente tienen una fecha de caducidad y están destinados a existir dentro de un plazo determinado en el tiempo, tan igual como una etiqueta impresa en el producto.

DEL OLVIDO A LA EXTINCIÓN existe sólo una brecha que está a punto de desvanecer.

Publicar un comentario