jueves, 15 de enero de 2015

CENTRO POMPIDOU

A una semana de mi llegada a Europa, estaba totalmente fascinada con lo que había visto hasta el momento. Mi primer viaje por este continente y era de esperarse que tenía muchas expectativas para esta gran aventura.

Estábamos en París, teníamos el itinerario ajustado con visitas a la ciudad y los lugares importantes: a Versalles, al Museo de Louvre, a Montmartre, a la Torre Eiffel, a Notre Dame, a Tocradero, al Arco del Triunfo y otras visitas a la ciudad por la noche.

Entre todo el itinerario, teníamos algunas horas libres para poder hacer otras cosas de nuestro interés. Había revisado algunas otras obras arquitectónicas importantes de la ciudad y no podía perdonarme el hecho de no visitar aunque sea una de ellas.