viernes, 13 de marzo de 2015

TERMINANDO LA TEMPORADA DE VERANO

Se siente tan bien el hecho de realizar nuevos retos...

La época que más me agrada del año, es el verano, no solo por el rico calor que hace en el norte del Perú y el disfrutar de la playa. Me agrada porque es la temporada donde puedo desarrollar diferentes tipos de actividades, desarrollar mi curiosidad sobre "algo nuevo" y obviamente disfrutarlo cada segundo.


Me encanta el deporte, durante todo el año lo practico eventualmente por temas de tiempo (... si lo sé, suena a excusa) pero llegando el verano simplemente me pongo un short, un polo y mis zapatillas, totalmente dispuesta a recuperar mi tiempo deportivo frustrado durante el año.

Volví con el surf. Ahora me lo tomé más en serio, quería superar las limitaciones que tenía. Lo disfruté, me golpeé y en varias oportunidades me ganó la ola. Sin embargo, con el respeto que tengo hacia el mar, seguí intentándolo. Viaje nuevamente a Chicama y fue un placer la verdad, creo que siempre lo será.


Jugué basquet, no entrené con el equipo que siempre lo hacia, pero jugaba con algunos amigos y también me divertí y lo disfruté muchísimo. Siempre será mi deporte favorito.


Tomé fotografías, en la ciudad y fuera de ella. Entendí más el tema de la composición en la imagen, aprendí de otras personas amigas y sentí las diferentes miradas. Desempolvé una cámara analógica que tengo, compré el rollo y empecé a disparar... aún sigo con el mismo rollo, porque aquí si lo pienso antes de disparar. Y también me di cuenta que es tiempo de cambiar de cámara digital.

Retomé la lectura. Me sumergí en nuevas novelas y relatos bastantes buenos y divertidos, en algunos poemas de sentimientos tan reales y profundos. Creo que es lo mejor que uno puede hacerle a su imaginación.


Y por ultimo, no el menos importante, aprendí a jugar fútbol ¡Sí... YO! y aunque al principio tenía muchas dudas sobre si podía hacerlo, creo que al final no lo hice tan mal. Realmente un reto muy alto, tomando en cuenta que nunca lo he practicado y en varias ocasiones no llamaba mi atención, para mi era un deporte más y ya. Pero en estos meses de entrenamiento me rodeé de personas con tanta pasión que de la manera más natural me contagiaron y me involucré tanto que hasta partidos de fútbol miraba por televisión para ver la técnica y entender las jugadas. No soy un crack definitivamente, pero esta "degustación" me ha dejado las ganas de seguir jugando y mejorando, realmente me gustó.

Gracias a todas estas actividades, conocí nuevas personas y yo creo que algo debo estar haciendo bien, porque me he topado con gente muy agradable, divertida, feliz, optimista, aventurera e inteligente. Estar rodeada de gente así es una tremenda satisfacción y me llena de una gigantesca motivación que no me cabe en el pecho. Solo espero que de alguna manera haya retribuido toda esa energía positiva que recibí.

La temporada se acaba y agradezco enormemente a Dios, al universo completo, al destino y a quien tenga que hacerlo, por cada uno de los días que disfruté en este verano.

Ahora se viene la temporada de clases y yo creo que será otra experiencia inolvidable, ya que en este semestre serán alumnos de ciclos superiores, un gran reto que estoy dispuesta a tomar con la buena disposición.



Publicar un comentario