miércoles, 17 de febrero de 2016

MI RUTA FAVORITA: EL NORTE DEL PERU

Desde que era chica, durante todos los veranos siempre tenía un viaje esperado: ir hacia el norte del Perú. Enero o Febrero se convirtieron en los meses favoritos del año, no solo porque era la mejor época de verano con un sol increíble que cargaba el ambiente de mucha energía, sino también porque ya sabía que íbamos a viajar, se convirtió en  un "clásico" y yo encantada arreglaba mi maleta, lista y zarpaba.

He viajado tanto con la familia como con los amigos y en ambos casos me la he pasado de maravilla. Desde grupos grandes hasta grupos pequeños, en autos propios, en buses de agencias, rutas directas o haciendo escala pasando por Piura, Sullana o Talara, pero siempre teniendo nuestro destino final: Órganos, Máncora o Punta Sal. 

miércoles, 27 de enero de 2016

ASÍ MIRÉ A EUROPA


En Julio del 2014, tuve la oportunidad de hacer un viaje increíble hacia el viejo continente y en esta ocasión simplemente quiero dejar estas imágenes que expresan de alguna manera cómo es que "miré" a Europa.

Espero muy pronto volver... 




miércoles, 13 de enero de 2016

ESPACIO PÚBLICO, ¿PÚBLICO?

Recuerdo cuando era pequeña solía andar en bicicleta por la calle totalmente libre sin temor alguno. Con los niños de mi barrio nos conocíamos, jugábamos por las tardes sobretodo las de verano en las vacaciones. Existía ese contacto con los demás, ese encuentro en el parque o en la "canchita", una conversación en la calle o en la puerta de la casa que podía extenderse por horas incluso pasadas el atardecer. Tal vez ibas a visitar algún amigo que vivía en otro barrio y llegabas con facilidad sin algún obstáculo. Podías jugar basquet, voley u otro deporte en cualquier canchita que encontrabas al paso mientras caminabas. 

Y esto fue lo que empecé a recordar mientras leía un artículo en la web hace algunos días. Leí sobre el "muro de la vergüenza", ese muro que ha circulado por todas las redes sociales dividiendo dos zonas opuestas en Lima. Y en ese mismo artículo hace un llamado a sincerarnos, a ver las cosas como realmente son. ¿No es acaso lo mismo que está sucediendo en la mayoría de las zonas de las ciudades en una escala menor?. No es cierto entonces que la ciudad está siendo segmentada, donde incluso los espacios públicos se han convertido en propiedades privadas colocándoles muros, rejas o cadenas con la finalidad de que nadie puede utilizarlos salvo con el permiso de quien tenga la "llave".